No deje que le despojen de su dinero con "la estafa de los abuelos"

(ARA) – En los últimos tiempos, los abuelos de todo el país están siendo víctimas de una estafa nueva y sorprendentemente efectiva. ¿En qué consiste? En una llamada telefónica de alguien que se hace pasar por uno de sus nietos, diciéndoles que necesitan dinero inmediatamente para resolver un problema.



Es explicable cómo tantas personas no vacilan en proporcionar el dinero solicitado en esta situación. Cuando nos enteramos que uno de nuestros seres queridos está confrontando un problema, nuestro primer instinto es ir en su ayuda. Lamentablemente, con esa actitud cuentan los estafadores.

En lo que se conoce como “la estafa de los abuelos” la llamada del supuesto nieto o nieta se produce tarde en la noche, y la persona que la hace finge estar aterrorizada, diciendo que ha sufrido un problema de emergencia, como un accidente automovilístico o un arresto. Con frecuencia, los estafadores, fingiéndose “nietos” les ruegan a los abuelos que no llamen a sus “padres” y les piden que les transfiera determinada suma de dinero lo antes posible.



La sensación de urgencia que crean los estafadores es lo que provoca la rápida actuación de los abuelos preocupados, quienes no verifican quién los llama. Y por si eso fuera poco, los delincuentes hacen que otros cómplices se finjan ser abogados, agentes del orden público u otros miembros de la autoridad para despertar esa sensación de apremio. Con la disponibilidad de información que propicia la Internet, la estafa es mucho más fácil de perpetrar pues los timadores pueden buscar nombres, números telefónicos y otros datos, para no despertar sospechas en sus víctimas. Además, debido a los ruidos de transmisión y las alteraciones de las líneas telefónicas, puede resultar difícil distinguir si las voces son de los verdaderos nietos.



“La mejor protección contra esta estafa es estar alertas” aconseja Denise Jaworski, vicepresidenta de protección al consumidor de Western Union. “Hay otras estafas similares en las que los timadores llaman o envían mensajes de correo electrónico haciéndose pasar por amigos o familiares que necesitan ayuda. Como estas estafas cambian día a día, es importante verificar cualquier información de emergencia antes de enviar los fondos solicitados”.

Tenga en cuenta estos consejos para protegerse y evitar ser víctima de un fraude:



* Si recibe un mensaje de correo electrónico o una llamada telefónica de un familiar o amigo que le pide dinero con urgencia, tómese el tiempo para analizar mentalmente la situación y detectar si tiene sentido lo que le han dicho.

* Dígale a la persona que le proporcione un número telefónico conocido para que usted lo llame, y no a uno cualquiera que le suministre. Entretanto, llame a un amigo común y pregúntele si está al tanto de la situación.

* Póngase en contacto con el amigo o familiar que supuestamente lo ha llamado, e infórmele que ha recibido un mensaje de correo electrónico de alguien que se hace pasar por su persona. Si descubre que están tratando de estafarlo, hable inmediatamente con la policía.

* No confíe. Como las estafas de “emergencias” se hacen cada día más comunes, es necesario que esté al tanto de los peligros potenciales, y los tome muy en serio. No se sienta incómodo por tener que verificar la información que está recibiendo.

* Si envió una transferencia monetaria por Western Union antes de darse cuenta de que se trata de una estafa, llame inmediatamente a la compañía al número telefónico (800) 448-1492. Si aun no han recogido el dinero en el lugar de destino, se le reembolsará. Además, debe reportar la situación ante el departamento de policía de su localidad.

Cierta comunicación adicional también puede contribuir a la prevención de estafas como ésta. Por ejemplo, las personas que viajan deben asegurarse de que sus amigos y familiares conozcan sus fechas de viaje internacional y los sitios que visitará. También debe estar alerta acerca de cualquier información personal que pueda estar disponible en Internet, pues los estafadores pueden usarla para perjudicarle a usted o a sus seres queridos. Contribuya a la protección de los demás dándoles a conocer esta información. Para tener acceso a más detalles acerca de las estafas, y más consejos para protegerse del fraude, visite el sitio Web www.WesternUnion.com/consumerprotection.

No deje que le despojen de su dinero con “la estafa de los abuelos”